Las cejas pobladas vuelven a ser tendencia

Allá por los 90, las mujeres desarrollamos terror a las cejas gruesas. Se llevaban finas, muy finas. En ocasiones hasta desaparecían de nuestra cara. Sin embargo, gran parte del vello no vuelve a crecer así que hay que tener cuidado a la hora de seguir las modas que pueden volverse permanente. Y es que, tal y como hemos ido viendo en los looks de las «celebrities», ¡vuelve la ceja gruesa!

Tal y como las lucía Madonna en los maravillosos 80, las cejas pobladas vuelven a ser tendencia igual que pasa con las hombreras. La moda siempre vuelve. Pero cuidado, “pobladas” no significa “descuidadas”, hay que darles forma. Si las tienes finas, vas a necesitar paciencia e ir dejándolas crecer, quitando solo aquellos pelitos que no siguen la línea de la ceja o que aparecen por la sien. Que no se te vayan las manos con las pinzas para no desfigurarlas. Un buen truco es usar un lápiz especial para cejas para hacerlas más tupidas. Debes peinarlas hacia arriba y en dirección al exterior. También puedes probar a usar un tinte vegetal en casa, del mismo tono o uno más oscuro y un detalle que marcará la diferencia es utilizar sombra de ojos clara sobre tu párpado para conseguir que tus cejas sobresalgan.

Las cejas pobladas dan mucha personalidad a tu rostro, además de un toque natural. Un buen ejemplo es la modelo Cara Delevinge, que ya ha hecho de las cejas gruesas una seña de identidad.

Otra «celebritiy» que se ha sumado a la moda de las cejas gruesas es la actriz Lily Collins, las cuales le aportan un toque dulce y sexy al mismo tiempo. Quizás hace 5 años serían algo impensable y ahora todo el mundo las quiere.

vuelven-las-cejas-gruesas

Tal ha sido la fiebre de la ceja ancha, que se ha creado una nueva cirugía que consiste en insertar folículos de la cabeza, cuello o brazos alrededor de la ceja para conseguir unas cejas pobladas en tan solo dos semanas.

Sin embargo, lo más recomendable con respecto a las cejas, que pueden realmente cambiar tu rostro casi por completo, es que las lleves como más te favorezcan según tus rasgos. Por ejemplo, si tienes un rostro pequeño, unas cejas demasiado gruesas podrían eclipsar tus rasgos, y el ángulo de las cejas debería depender de la forma de tu cara para poder sacarles el máximo partido. Igualmente, siempre puedes probar esta moda, que si no te gusta, siempre puedes tirar de las pinzas.

Fotografía: Pinterest

admin

Sitio web de noticias sobre las últimas tendencias del momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *